lunes, 7 de abril de 2014

Rendición

Cuando el suspiro penetra la noche
Es cuando te siento dentro de mí
Cuando la noche es silencio
Es cuando me cubres sobre ti.

Pero es cuando la noche no acaba
Cuando te siento más cerca de mí
Cuando este silencio no alarma
Cuando me haces tuya por fin.

Sin lamentos ni contemplaciones
Inyectas tu fortaleza
Lentamente subyugada
Para no acabar de obligarme
A mirarte y decirme sin temor
Que estás rendido.

Cuando el suspiro penetra la noche
Es cuando me susurras al oído
Lo que tanto ansío escuchar
Esa palabra perfecta
Que nunca se irá
Mi nombre
Como un gemido
Perdido
Rendido...